ACEITES AROMATIZADOS


Cada vez es más habitual encontrar aceites aromatizados que potencien  el sabor de los alimentos, el aceite es un magnífico vehículo para atrapar el sabor y el olor de multitud de condimentos,  especias, hierbas aromáticas, frutas, …  Con un poco de imaginación, unas especias, setas e incluso una berenjena o un tomate, son capaces de convertir en único un buen  aceite de oliva virgen extra, tanto que puede transformar la comida más sencilla en un pequeño acontecimiento gastronómico.

Los aceites de oliva virgen extra aromatizados con ajo, albahaca o mejorana son perfectos para condimentar las verduras.  Los aromatizados con laurel, romero, salvia o tomillo son  más apropiados para condimentar las carnes. Para el pescado, los mariscos y las ensaladas va muy bien el aceite aromatizado con limón, mientras que el aceite aromatizado con guindilla es ideal para carnes asadas, pastas y legumbres.

Preparar aceite aromatizado, es muy sencillo siguiendo estas sencillas pautas:

  • Es aconsejable picar las hierbas, bien frescas, bien secas, pero nunca húmedas. 
  • Si se trata de hierbas frescas de hoja verde, por ejemplo albahaca, conviene escaldarlas un segundo en agua hirviendo, para fijar la clorofila. Luego se pasan a un bol con agua helada para cortar la cocción, y una vez frías se escurren y se pican. Al fijar la clorofila, además de desprender un rico sabor, se apreciará su color verde intenso. 
  • La medida aproximada de condimentos podría ser de dos o tres cucharadas soperas de hierbas y especias picadas (dependiendo del grado de concentración que se desee) para un ¼ de litro de aceite. 
  • Hay te utilizar un recipiente de cristal y es mejor que el recipiente no quede totalmente lleno. 
  • Se puede incorporan al aceite y a los condimentos una cucharadita de vinagre antes de cerrar el frasco herméticamente, para potencia el sabor y el aroma final del aceite. 
  • El frasco  debe dejarse reposar en un lugar seco, fresco y oscuro durante al menos 3 semanas y  nunca en la nevera. Pasado ese tiempo el líquido se filtra y se vierte en su recipiente definitivo. Puede adornarse dejando una de las ramitas de las hierbas del preparado dentro. 
  • Otro método para aromatizar el aceite, consiste en calentarlo durante unos diez minutos más o menos con los ingredientes deseados, pero no debe pasar de 50 o 60 grados. Una vez frío se sacan los ingredientes y se embotella. 

Si te animas a preparar tu propio aceite aromatizado que damos algunas ideas:

Aceite aromatizado con limón: Muy utilizado en crudo. Para preparlo, lavamos bien dos limones y cortamos con un cuchillo afilado sólo la parte amarilla de la piel, y la ponemos en la botella con 1 litro de aceite de oliva virgen extra Betis. Para que el sabor sea intenso dejamos reposar durante 1 mes. No hace falta filtrarlo.

Aceite aromatizado con guindilla: Necesitaremos 1 litro de aceite de oliva virgen extra Betis, 60 gr. de guindillas frescas o 30 gr. de guindillas secas, y una hoja de laurel. Picamos las guindillas y las ponemos en la botella junto con la hoja de laurel y el aceite. Dejamos reposar durante 3 semanas  y cuando logremos la intensidad de picante deseada, lo filtramos y ya está listo para ser usado.

 Fuente: olivarama.com.

X