BENEFICIOS DE LA DIETA MEDITERRÁNEA

N2-OCTUBRE-2018-3_plantilla_web

 

Vivir en un país mediterráneo hace que nuestra alimentación sea más saludable, de hecho la dieta mediterránea es la que la OMS declara como la mejor del mundo. Esta dieta previene la obesidad así como todas las enfermedades asociadas a esta como la diabetes, la hipertensión, altos niveles de colesterol malo en sangre y diversas afecciones coronarias pero sobre todo ayuda a no ser obeso.

La dieta mediterránea, tal y como recuerda la AECC se basa en:

  • Alimentos que debemos consumir con frecuencia

  • Frutas y verduras frescas, 5 piezas al día

  • Cereales: arroz, pasta, pan, varias piezas al día

  • Legumbres tres veces por semana

  • Pescado tres veces por semana

  • Frutos secos

Consumir moderadamente:

  • Carnes rojas, solo una vez a la semana

  • Grasas animales

  • Pasteles y dulces industriales elaborados con grasa saturadas (aceite de coco y palma)

  • Alimentos muy calóricos

  • Grasas animales

Y a todo esto hay que añadirle el producto estrella que es el aceite de oliva virgen extra, que entre otras nos ayuda a:

  • Estimular el tránsito intestinal: seguramente muchos ya lo habíais pensado… por si queda alguna duda, está científicamente probado que el aceite de oliva favorece a tu intestino.

  • Previene todo tipo de cánceres relacionados con el sistema digestivo: un estudio realizado por las Universidades de Granada y Barcelona, ha comprobado que un componente que se encuentra en la piel de las aceitunas ayuda a frenar la proliferación celular, en las células del cáncer de colon.

  • Favorece la absorción de nutrientes: también está demostrado que su ingesta regulariza el tránsito de alimentos desde el estómago al intestino ralentizando este proceso para su mejor absorción de todos los nutrientes prevenientes de la comida.

  • Reduce acidez gástrica: el aceite de oliva se compone de una serie de sustancias que neutralizan el efecto nocivo de los ácidos gástricos causantes de la acidez y el reflujo, como si fuera una película protectora del estómago y de sus paredes frente al exceso de acidez que a veces tiene lugar en nuestro estómago.

  • Actúa sobre el sistema hepatobiliar: según Laboratorios de Internature, el aceite de oliva virgen extra biológico, es un complemento perfecto para la limpieza hepatobiliar, es decir, lo que se refiere a la vesícula biliar, conductos biliares, hígado y páncreas. Reduce la formación de cálculos biliares y ayuda a disolver y expulsar las piedras.

  • Ayuda a dejar de fumar: acompañar la cucharadita de aceite de olvida con mucha agua es una buena idea, ya que el cuerpo necesita de este líquido esencial para la vida a la hora de eliminar impurezas. El aceite de oliva recorrerá mejor el organismo, y se llevará más fácilmente el exceso de nicotina y disminuirá sus efectos.

  • Adelgazar: cuando se combinan el limón y el aceite de oliva de la manera adecuada, y son ingeridos, actúan como un depurador muy potente que provoca que todas las toxinas que le sobran al cuerpo, sean expulsadas lo más pronto posible. Tienen el efecto de limpiar el hígado al hacer que este lleve a cabo sus funciones, además de prevenir la retención de los líquidos.

  • Combatir la resaca: tomarse cualquier comida rica en aceite de oliva, nos ayudará a formar una película dentro del estómago para evitar así que el alcohol se adhiera a las paredes del estómago y produciendo ese fatal malestar que muchos conocemos.

  • Propiedades antinflamatorias: Una investigación realizada por científicos de Filadelfia (EEUU) ha demostrado que el aceite de oliva virgen extra, uno de los pilares de la dieta mediterránea, contiene un componente analgésico de características similares al ibuprofeno, un analgésico y antiinflamatorio de uso común.

FUENTE: La Razón.

X