CHIPS DE BERENJENAS CON MIEL

Preparación

La berenjena es una hortaliza muy versátil y combina bien con numerosos alimentos. Aparece en multitud de recetas guisada, rellena (de carne, pescado, verduras…), al horno, rebozada, frita, a la brasa, asada a la parrilla, sofrita, hervida, al vapor, gratinada, en cremas o purés…, eso sí, siempre cocinada, porque  el calor del cocinado elimina los alcaloides tóxicos que contiene la berenjena de forma natural.

Las chips de berenjenas con miel de caña es un tapa típica de la gastronomía andaluza, son crujientes y  sabrosas, gracias al contraste dulce y frío que les da la miel de caña. Se trata de un plato sencillo, asequible y delicioso, ideal para comer como entrante o como guarnición de carnes y pescados.

Elaboración:

Lavamos y secamos las berenjenas, les cortamos el rabo y las cortamos en láminas muy finas. Las colocamos en un escurridor por tandas y las espolvoreamos con sal generosamente.

Las dejamos reposar unos 20 minutos para que suelten el agua que contiene la berenjena y así  al freírlas  queden  crujientes.

Pasado los 20 minutos, las lavamos bien bajo un chorro de agua para que pierdan el exceso de sal. Las escurrimos y secamos con un trapo limpio o papel absorbente.

Ponemos en una bolsa la harina y metemos las láminas de berenjenas, cerramos la bolsa y movemos enérgicamente para que la berenjena se impregne por todos lados con la harina de trigo.

 Calentamos una sartén el aceite de oliva Betis, y cuando el aceite esté bien caliente, echamos las láminas de berenjena por tandas. Es importante que lo hagamos así, friendo la berenjena en varias tandas, ya que, si añadimos mucha cantidad de una sola vez, la temperatura del aceite descenderá bruscamente y las berenjenas absorberán una gran cantidad de aceite. Freímos hasta que la superficie de la berenjena adquiera un bonito tono dorado.

Una vez que están listas, retiramos de la sartén y las ponemos sobre papel absorbente, para eliminar el exceso de aceite.

Las podemos servir en una cesta o un recipiente con un poco de altura, a fin de que las rebanadas de berenjena queden de pie y las acompañamos de un poco de miel de caña. Si queremos aumentar aún más el contraste entre salado y dulce, podemos espolvorear un poco de sal por encima de las berenjenas justo antes de servir nuestro plato.

Nota: las cantidades indicadas son para 4 personas, preparación 50 min, cocción 15 min.

Nuestros aceites

Ingredientes

  • 2 berenjenas
  • 2  cucharadas de harina de trigo
  • sal
  • aceite de Oliva Betis
  • 2 cucharadas miel de caña
  • Cacharreo:
    Bajo
  • Dificultad:
    Baja
  • Presentación:
X