HUESOS DE ACEITUNA PARA PRODUCIR ALIMENTOS FUNCIONALES

aceitunas

Investigadoras del grupo de Técnicas de Micro-Separación de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) participan en un proyecto basado en añadir ingredientes bioactivos procedentes de huesos de melocotón y aceituna a alimentos, con objeto de proporcionarles propiedades antioxidantes, antihipertensivas e hipocolesterolémicas.

La  investigación se centra en extraer de estos subproductos agroalimentarios péptidos que proporcionarán a otros alimentos propiedades funcionales que ayudan a la prevención de la hipertensión o el colesterol, entre otras enfermedades. Ahora, se investigará el potencial de estos péptidos bioactivos para ser añadidos a alimentos como los yogures, productos cárnicos o zumos de verdura o fruta, que se consumen de forma habitual en la dieta.

La responsable en la Universidad de Alcalá de Henares del proyecto y profesora de Química Analítica, Dª. María Concepción García, ha señalado que “los huesos de algunas frutas como el melocotón o los huesos de aceituna son importantes fuentes de ingredientes funcionales como péptidos bioactivos, que es necesario extraer y caracterizar para proponer estrategias adecuadas para su reutilización”.

Los alimentos funcionales, además de aportar a quienes los consumen los nutrientes necesarios para cubrir sus necesidades fisiológicas, contienen sustancias que pueden tener un impacto positivo en su estado de salud. Se trata de productos cada vez más demandados debido, entre otras cuestiones, al aumento de la esperanza de vida y al impacto que provocan en la salud conductas de consumo alimentario no saludables, que se traducen en el aumento de la incidencia de enfermedades como la hipertensión o la hipercolesterolemia.

Hasta la fecha, los ingredientes funcionales eran limitados, en la mayoría de los casos, procedentes de péptidos de la leche y para alimentos lácteos, lo que hacía que el coste de estos productos no estuviera al alcance de todos. Con esta investigación el abanico se abre y la incorporación de estos subproductos agroalimentarios, para la obtención de bioactivos para la producción de alimentos funcionales hará que el coste se reduzca y, por tanto, facilitará que este tipo de alimentos lleguen a un mayor número de consumidores.

A demás tiene un impacto medioambiental positivo, ya que se trata de residuos agroalimentarios que, lejos de ser desechados, son aprovechados, al tiempo que se extraen de ellos compuestos con alto valor añadido.

La investigación será posible gracias a al proyecto “Peptifuncional-Desarrollo de nuevos alimentos funcionales basados en la incorporación de péptidos bioactivos extraídos a partir de subproductos de la industria agroalimentaria: valorización de huesos de frutas y aceitunas”, subvencionado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y apoyado por el Ministerio de Economía y Competitividad (Mineco), dentro del Programa FEDER Innterconecta.