LA OLEUROPEÍNA PODRÍA AYUDAR A PREVENIR LA APARICIÓN DE DIABETES TIPO II

N3-JUNIO-2018_plantilla_web

 

Un equipo de investigación de la Virginia Tech University (Estados Unidos) ha descubierto que la oleuropeína, un compuesto del aceite de oliva, que por una parte tiene la capacidad de favorecer la secreción de insulina, la hormona del páncreas que regula los niveles de insulina en la sangre, mientras que por otro lado desintoxica una molécula de señalización llamada amilina, cuya sobreproducción puede inducir a la muerte de las células productoras de insulina en pacientes con diabetes tipo II, y por lo tanto favorece la prevención de la aparición de esta enfermedad.

Los beneficios para la salud del aceite de oliva han sido descritos con anterioridad en infinidad de trabajos. Hay Investigaciones que han determinado que el aceite de oliva protege el cerebro contra el alzhéimer, reduce los niveles de colesterol LDL (conocido como colesterol malo), favorece la vasodilatación arterial para reducir los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares, previene contra los peligros de la muerte prematura, tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, y también puede contribuir a la prevención y tratamiento del cáncer de mama.

No obstante aún hay que investigar más acerca de qué compuestos específicos e interacciones bioquímicas en el fruto contribuyen a sus beneficios médicos y nutricionales como la prevención de la diabetes tipo II.

El autor principal de este estudio Bin Xu ha comentado que “Nuestro trabajo proporciona nuevos conocimientos sobre la cuestión de por qué el aceite de oliva puede ser antidiabético. No sólo contribuirá a la bioquímica de las funciones de la oleuropeína, sino que también provocará un impacto en el público general, que prestará más atención a este producto ante la actual epidemia de diabetes”.

Este descubrimiento puede contribuir a mejorar la comprensión de la base científica de los beneficios para la salud del aceite de oliva y desarrollar nuevas estrategias nutricionales para combatir la diabetes tipo II y la obesidad relacionada. Ahora, el equipo tiene previsto realizar pruebas con la oleorupeína en modelos de animales diabéticos para comprobar cómo responden al tratamiento, así como evaluar sus efectos en el metabolismo y el envejecimiento.

FUENTE: REVISTA BIOCHEMISTRY.

 

X