20 ALIMENTOS SALUDABLES (PARTE II)

En un mundo cada vez más caótico e industrializado, con un ritmo de vida frenético es importante mantener una alimentación que nos permita subsistir en esa rutina desenfrenada. La manipulación de los alimentos es una realidad con la que tenemos que convivir.

Los denominados alimentos ‘procesados’ abarcan cada vez una mayor variedad de productos del día a día y según la OMS, están nutricionalmente desequilibrados. Por suerte, existen alternativas con las que poder reducir el impacto que provocan a largo plazo estas comidas. Es importante por ello, incluir en nuestra dieta productos saludables que contrarresten estos efectos y aunque no existe un alimento perfecto que concentre los componentes requeridos en la dosis perfecta, una de las ventajas de la comida son las infinitas posibilidades de combinación de ingredientes. Así que te proponemos los siguientes alimentos para finalizar nuestra lista de alimentos “top” en salud.

  • Zanahoria: En estado crudo, fortalece los dientes y encías. Combate el estreñimiento y las intoxicaciones, ayuda a la descomposición de los cálculos renales, es buena para la vista, fortalece uñas y pelo e incluso es capaz de mejorar la calidad de la leche materna. En 2014, la OMS realizó un estudio, el World Cancer Report, en el que informaba que la zanahoria forma parte de un exquisito grupo de alimentos con efectos muy positivos en la lucha contra el cáncer.

  • Habas: Forman parte de las legumbres más ricas en hierro, como las lentejas o los garbanzos. Son ricas en proteínas vegetales, hidratos de carbono, fibra y además, es baja en grasas. Su alto contenido de ácido fólico la convierten en una gran aliada para embarazadas y mujeres en periodo de lactancia. Son perfectas para las personas que sufren anemia, colesterol, e hipertensión.

  • Aceite de oliva: Y es que el “oro líquido” de calidad virgen extra ayuda al cuidado de la piel, interviene en el correcto funcionamiento del hígado, previene el envejecimiento y además, tiene propiedades anticancerígenas.

  • Espinacas: La espinaca es un alimento que permite su consumo de muchas formas diferentes, desde crudas, acompañando las ensaladas, hasta hervidas. Esta verdura tiene una gran cantidad de minerales y vitaminas. Entre sus beneficios, los más importantes son su capacidad como protector de la mucosa del estómago, contra el deterioro neuronal y enfermedades oculares, fortificación de los huesos e incluso regular la presión arterial.

  • Coliflor: Por culpa del fuerte olor que desprende al cocinarla, la coliflor es una verdura un tanto ‘marginada’ de las dietas habituales. Sin embargo, el índice ANDI (Índice de Densidad de Nutrientes Agregados) ha demostrado que esta actúa contra el cáncer, mejora la memoria, fortifica los huesos e incluso ayuda en el proceso digestivo. Te contamos más en este artículo.

  • Yogur natural: Es una gran fuente de calcio, fósforo y magnesio. El yogur natural, es decir, el que no contiene una dosis extra de azúcares, posee vitaminas del grupo B, lo que convierte este alimento en un complemento perfecto para actuar contra las infecciones intestinales, ayudando además, a estabilizar la flora, además de combatir las infecciones vaginales.

  • Setas: Es otro de los alimentos que, además de sus múltiples propiedades, es producto efectivo para combatir algunos tipos de cáncer. Las setas aportan a nuestro organismo una cantidad de vitamina D y otros minerales. Juegan un papel muy importante en la absorción de calcio de los huesos, así como en la regeneración celular.

  • Nueces: Es una de las mejores fuentes de vitamina B3, junto a otros frutos secos como las almendras. Actúa como un fuerte antioxidante, ayudando a desarrollar nuestra capacidad intelectual y reflejos psicomotores, por lo que previene del envejecimiento neurodegenerativas como el alzhéimer.

  • Plátano: Son una buena fuente de magnesio. EL magnesio es fundamental para la producción de energía y una adecuada función nerviosa. Además estimula la relajación del músculo y ayuda al cuerpo a producir y utilizar insulina. El magnesio es también la clave de la absorción del calcio y un balance correcto entre los dos minerales es importante para la pérdida de peso.

  • Ajo: El ajo tiene un alto contenido en antioxidantes como la lisina y la quercetina, que ayuda a prevenir resfriados. A pesar de su potente olor y sabor, se puede consumir crudo, cocinándolo como condimento en nuestras comidas o salas e incluso en ensaladas y pastas.

FUENTE: Muy interesante.

 

TORRES Y RIBELLES, SA
C/Virgen de la Esperanza, N 3 - CP 41703
Dos Hermanas (Sevilla) SPAIN

Tel: (+34) 955 679 010 | FAX: (+34) 955 679 047
Info@torresyribelles.com


2018 All right reserved. Development by ev4Software

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies. Acepto